Tan importante como la calidad del plumón original, es darle el tratamiento de higienizado correcto. Para ello la pluma y el plumón se someten a un proceso completo de lavado, esterilizado y clasificado en las instalaciones de diversos proveedores europeos asociados.

Todo nuestro esfuerzo para ofrecer la más alta calidad debe quedar ratificado con controles objetivos de laboratorio. Diferentes pruebas y tests de transparencia, residuos grasos, volumen y tamaño del plumón, porcentaje de plumón y pluma, etc. son realizados en cada partida para comprobar la idoneidad del plumón.

También los tejidos son sometidos a pruebas de resistencia, envejecimiento prematuro e impermeabilidad a la pluma y el plumón.

Para la fabricación de nuestros nórdicos y almohadas utilizamos maquinaria desarrollada en más de un 70% por nuestro departamento de I + D. Gracias a ello, contamos con una capacidad de producción anual superior a las 300.000 unidades con un solo turno de trabajo.

Conozca nuestra fábrica en este VIDEO