Las almohadas rellenas de plumón ofrecen un soporte adecuado para aquellas personas que precisan de una almohada suave.

Se trata de una almohada que se adapta perfectamente a nuestro contorno cervical, y que gracias a la libertad con la que fluye el plumón por su interior se puede adaptar a nuestro gusto con unos pequeños golpecitos.

Estas almohadas se fabrican con dos grados de firmeza: blanda y media.