Los cuadrantes, de cualquier medida, se confeccionan en las mismas calidades que las almohadas.

Resultan el complemento perfecto en la decoración de la casa.