En ocasiones precisaríamos un nórdico de invierno para las épocas más frías del año, y otro más ligero para las temporadas de entretiempo.

Los nórdicos Combi solucionan este problema, ya que en realidad se trata de dos nórdicos ligeros de distinto gramaje unidos por corchetes. Para las épocas más templadas se usa el nórdico más ligero, si hace algo más de frío se cambia por el otro, y para el invierno se utilizan los dos juntos como si de una sola unidad se tratase.