Son nórdicos con un relleno de plumón de entre 80 y 150 gr/m2.

Para fabricarlos, primero se confecciona la funda en canales, estos canales se rellenan de plumón y finalmente se acolchan con una maquinaria especial desarrollada por Ferdown.

Es un sistema rápido, seguro y que evita en mayor medida que otros sistemas que el plumón sea comprimido y cosido durante el acolchado.