Un buen colchón, con independencia de su composición y firmeza, debe ser complementado con un producto que ofrezca la calidez y adaptabilidad que el propio colchón no puede ofrecer.

Nuestro Sobrecolchón -llamado también Topper- está acolchado con dos capas de pluma y plumón. La inferior está compuesta por pequeñas plumas de pato con una densidad de 1.800 gr/m2. La capa superior es de un 90% plumón con 100 gr/m2. Incorpora gomas en las cuatro esquinas para que pueda sujetarse al colchón.

Su composición ayuda a transpirar evitando la sudoración nocturna.